Volvió La Cosa Mostra ·「o un brazo que nuestro rock evidenciaba necesitar」·

El rock argentino camina por distintos momentos. Necesita inyecciones para seguir con vida y sigue siendo en el Indie donde suele sentarse cómodamente y esperar la vitalidad del andar.

Mis tentáculos son de seda, ceden” son frases que parten del rock pulido y demoledor de La Cosa Mostra, el grupo que va del jazz al punk pero siempre con un rugido leal y bien crudo
Analizar el show de su regreso en el JJ Circuito Cultural, nos pide tener que hablar de cada una de sus aristas más pertinentes y oportunas.

Con un seguro y feroz pedido de Paula Maffía para que el público se acerque más al escenario y se promueva el cuerpo a cuerpo con el baile, arrancó el show.
Fueron aplicadas dosis de swing como en La Puñalada y otras de punk como en el notorio Sácate Todo que siempre presenta pinceladas de ska jolgorioso.
Ésta vez, escénicamente hablando, dió un corte de pelo entre las colaboradoras de la banda que le impuso más y más tintes de los imaginables.

Furor en la voz, la guitarra y el espíritu libre de Paula Maffía.

En este breve y dos veces buen show (ese refrán reconocido de Baltasar Gracian ancló justo en estos cuatro desatados) se promovió la ansiedad porque la banda aseguró la llegada de un nuevo EP para estos tiempos.
Además a todo momento la energía bien cargada por parte de Lucy Patane (guitarra), Santiago Mazzanti (bajo) y Pedro Bulgakov (batería) dió el crédito para ésta maldita glotonería musical instalada tras la casi hora de show que dieron anoche.

Nos dimos el gusto de presenciar la poesía que danza en la previa de Horizontal por lo que el tinte de la sorpresa (independientemente de tenerlo registrado en sus discos) contrajo más motivos para agasajarse en el recital.

Paula Maffía cantando con venas odalisticas

¿Por qué muchas veces nos cuesta conformarnos con lo que obtenemos si nos agradó y demasiado? Piensen en los comentarios ya más que populares contra la autoridad; éso también contrajo la unión pedida por Paula Maffía, quien al menos a mi persona, siendo un seguidor de sus proyectos, me sigue haciendo pensar en que el dueto que conforma con Lucy Patane es para catalogarlo ya de glorioso y hasta porque-no histórico.

En los diarios nunca hay informes que digan «gente escuchen a estas dos muchachas que insisten en que sus guitarras pueden superar muchas barreras mal instaladas y colocar al estirpe de la mujer en otro panorama, incluso más que igualitario hacia al hombre».

Tal vez sus riffs tan imparables pueden superar parámetros no calculados.
Una vez que Lucy Patane inicia sus solos es más que imposible poder dar el click exacto de cuándo va a parar de rockearnos: es una violera sin precedentes y no hay manera de compararla con otro interprete porque jamás va a dar una pauta de cuándo dejará de crecer.

La fuerza espiritual de Maffía se contiene en cada centímetro de ese cuerpo cantando un “seré una bestia amándote” afirmándose entre rugidos.

Para hablar de estos desafiantes fervientes, ubiquemoos el lugar de Pedro Bulgakov, otro músico inquietante, que va de producción a producción y de show a otro nuevo recital
El viernes volvió a presentar Autopista su primer álbum solista que promete nuevas canciones para este año, lo que lo hará trabajar sin prisas y sin pausas, nadando en su indiscutida calidad.
Y toda la carga y recarga de furia, frenesí y desmanes extra más que bien sostenida en el imponente y furtivo de bajo de Santiago Mazzanti.

Antes de despedirnos sabemos que a las bestias para despertarlas hay que darles de comer un plato súper nutritivo y desbordante.
Por eso el inicio de la jornada que estuvo a cargo de Pollerapantalón que supo soltarnos un puntapié muy funk e ideal para todo sábado.
Una de las tantas bandas que está formada por Mel Muñiz (Bourbon Sweethearts, La Familia de Ukeleles, etc) y a su vez por Carla Branchini( Alvy Singer Big Band) o Melina Xilas, una saxofonista que es parte del proyecto solista de Lucy Patane, que en breve sacara un disco que nos quitara de nuestros asientos.

Debemos detenernos en que Paula Maffía tiene ese aditivo de cantar en un inglés tan natural como aplaudible; al igual que el italiano ya familiar de sus raíces: éstos caldos artísticos están tan bien sazonados que en realidad nunca podremos seguirle con exactitud las llantas de sus sabidurías, algo que tal vez le podamos llamar magia, así como suena ¿Capiche?

Rasgando toneles de rock salvaje anduvo Paula Maffía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s